Estos últimos dos partidos, hemos tenido emoción y goles para dar y vender. El partido contra el Bochum que perdimos en casa, ya dijimos que sería muy difícil en nuestra última crónica, y como siempre preferimos mirar adelante, hoy no hablaremos mucho y nos centraremos, de lleno, en la locura de ayer: Heidenheim 3 – FCSP (o Aquellos que nos quieren matar a ataques al corazón) 4.

Y es que estamos hablando de un partido histórico. Es la primera vez que el FC St. Pauli gana en el campo de los de Baden-Württemberg. Han hecho falta 7 partidos (véase las estadísticas) y 4 goles, para conseguir una victoria que, de nuevo, nos sitúa fuera de la zona de descenso.

La alineación del Kiezkickers comenzaba con varios cambios en la defensa. Lawrence, Zander y el recientemente llegado Smith, saltaban al campo sustituyendo Buballa, Dźwigała y Benatelli. Estaba claro que Timo no tenía ganas de repetir el resultado del partido contra el Bochum. La sorpresa del equipo en el inicio del encuentro, sin embargo, no estaba en el once inicial. Quien tenía pocos números de aparecer era el mismo Schultz, que había sufrido unos dolores muy fuertes durante las últimas horas. Aun así, pudo estar en el banquillo dirigiendo nuestro equipo y “sufriendo” como el resto.

Primera Parte

El encuentro comenzaba muy bien, como el último partido. “Burgi”, marcó un gol a los 3 minutos de iniciar el encuentro. Un gol de pillo al palo izquierdo de nuestro ataque, tras un centro-chut de Kyereh.

El 0 a 1 abría un primer ciclo de dominio pirata de unos 10 minutos, hasta que Tim Kleindienst, muy activo en el encuentro, empató en el minuto 15. Entonces los papeles se intercambiaron y fue el equipo local que dominó el siguiente cuarto de hora con varias ocasiones.

Guido celebrant el gol. | Foto: Mopo

Pero cuando todo pintaba muy negro para los nuestros, Daniel-Kofi Kyereh restableció la ventaja con un disparo potente en una falta directa. Magistralmente brutal! 2 a 1 y todo el mundo intentando no pensar en que se repitiera el resultado hacía cuatro días.

Segunda Parte

Ya en los 45 minutos de la segunda mitad, los Heidenheimers nos “devolver la pelota” y marcaron a los 3 minutos de retornar al campo. El marcador mostraba el 2 a 2 y entre nuestros jugadores y seguidores, el recuerdo del partido del Bochum revoloteando cada vez más cerca.

Poco después “Burgi” intentó desvanecer todos los fantasmas con una gran ocasión. Pero parecía aún no había llegado el momento. Como tampoco había llegado cuando Kyereh chutó una nueva falta, en el 53 ‘de juego. Aunque la bimba no acababa entrando, se intuía que había algo diferente de la última jornada.

Y así fue. Paqwarada centró al área desde la izquierda, donde Burgstaller controló con el hombro e hizo llegar el balón a Ole Becker que enganchó magistralmente logrando el 2 a 3. Con este resultado, Timo quería dar un poco de aire fresco e hizo un doble cambio. Adam Dźwigała e Igor Matanović sustituyeron Luca Zander y Guido Burgstaller.

Todo pintaba muy bien, aunque los locales se mantenían despiertos en ataque. Tanto, que en menos de 15 minutos del final, Kleindienst envió el balón al fondo de la red para empatar el partido, con un descuido muy grande de toda la defensa e hizo saltar la rabia de nuestros chicos.

 

Cuando no todo está en el saco

El partido se acercaba al final del tiempo reglamentado. Los nervios se sucedían e iban cambiando de lado, cuando Dittgen, que había salido en el minuto 82, hizo un pase muy fuerte hacia Zalazar que marcó el 3 a 4 en medio de la locura desatada en todas las casas de todas las seguidoras del FC St. Pauli.

Minuto 90 y el árbitro decretaba 4 minutos de añadido! Cuatro minutos! Doscientos cuarenta segundos para encajar otro gol, para sufrir un infarto, para querer al fútbol o odiarlo (de manera injusta y temporal) en un solo suspiro. Un minuto, dos minutos, tres minutos y … FINAL!

Victoria histórica y fiesta hasta el viernes que nos toca una nueva final, el SV Sandhausen. Ellos se encuentran por debajo nuestro con un solo punto de diferencia. Hay que alejarse un poco más, está claro!

Celebración de un día histórico. | Foto: fcstpauli.com

Queremos seguir soñando! Si puede, sin embargo, gana con más tranquilidad que no tenemos el corazón para vivir muchas locuras como ésta!

Resumen del encuentro en imagenes